Factores farmacológicos

“Los alimentos naturales son mezclas muy complejas de sustancias químicas, muchas de las cuales no tienen un papel conocido en la nutrición humana. La mayoría de las sustancias sin función nutritiva conocida que existen en los alimentos habitualmente empleados por el hombre no parece que tengan efectos nocivos, o existen en cantidades tan pequeñas que no representan ningún peligro para la salud. Pero en algunas circunstancias pueden ejercer efectos perjudiciales que hay que tener en cuenta. Algunas sustancias conocidas en alimentos fermentados no son tóxicas en sujetos normales, pero pueden serlo cuando la persona que los consume está sometida a tratamiento con ciertos medicamentos capaces de modificar su metabolismo en el organismo”

Francisco GRANDE COVIÁN, 1981

Existe un conjunto de fármacos implicados en el déficit o en la baja actividad de la enzima DiAminoOxidasa. Bloquean o inhiben enzimas implicadas en la metabolización de la histamina, sobretodo de la DAO, o liberan histamina endógena. Este riesgo es de gran importancia, ya que se han publicado alrededor de 90 medicamentos implicados, algunos de ellos de uso muy común.

Se ha estimado que un 20% de la población utiliza alguno de estos fármacos, hecho que hace aumentar el riesgo de padecer los síntomas o patologías derivados de una acumulación histamínica.

En patologías como la migraña, un efecto del consumo de estos fármacos puede ser la cronificación de los síntomas, ya que gran parte de los medicamentos que se prescriben para paliar los efectos de la enfermedad son inhibidores de la DAO o liberadores de histamina endógena.

Entre los grupos de medicamentos publicados se encuentran analgésicos, antidepresivos, antirreumáticos, antiarrítmicos, antihistamínicos y mucolíticos, entre otros, estos últimos utilizados especialmente en niños.

Fármacos más representativos con efecto inhibidor sobre la enzima metabolizadora de la histamina, la DAO:


Fármacos más representativos con efecto liberador de histamina endógena